Etiquetas

, ,

 

diadelamujer

Siempre me he preguntado para qué instituir un día para celebrar algo: Día del Amor, Día del Padre, de la Madre, de la Mujer, de los DDHH…  finalmente, son en cierta manera pequeños pretextos para homenajear algo o alguien que es importante para la sociedad y que sin lugar a dudas, no debería de celebrarse solo un día, sino todo el año.

En el Día de la Mujer se nombran casi siempre nombres destacados en la Historia, Ciencia, Música, Arte, Literatura, Política, y nos olvidamos de nombrar a aquellas que de verdad han sido guías en nuestra vida y formación.

¿Acaso es menos importante esa abuela o madre, maestra tal vez, que nos criaron, inspiraron y ayudaron a crecer como personas? ¿Tal vez estamos olvidando a esa tía que fue además amiga y consejera?  ¿quizás a nuestra mejor amiga, que durante años ha estado presente en cualquier acontecimiento importante de nuestra vida?

Hoy, Día de la Mujer, no quiero dejar pasar la fecha sin rendir mi pequeño homenaje a ese universo de mujeres que me ha rodeado y sin las cuales, no sería la mujer que soy ahora:

A mi madre, a pesar de tantos años sin ella, me sigo guiando por sus consejos heredados a su vez de mi abuela, otra gran mujer.

Mis hermanas Maria Elena, Cuquis y Cristina, son el espejo en el que me miro. Mi querida Tía Julia, todo un ejemplo de dulzura  y calidez. Mi tía Conchita y mis primas Conchita y Lety, parte de mi niñez, aun estando lejos siempre estuvieron presentes: Lina, Lolis, Lupita, Paquita, Gina, Vero, Aída, Livi y Lucy.

A Lucy, Mayra, Belén, Laura, Isabel, Olga, Isa y Sandra, mi familia no estaría completa sin ustedes.

Mis mejores amigas que son mucho más que eso, son las hermanas que escogí y seguimos siéndolo a pesar de la distancia y el tiempo, a mis Sis: Mary y Moni, gracias por aceptarme y quererme tal y como soy, por compartir tantos momentos y entenderme solo con la mirada, porque reiniciamos la conversación justo donde la dejamos aunque haya pasado mucho tiempo, por las risas, los recuerdos y las confidencias.

Todas las amigas que en diferentes etapas de mi vida han sido una parte muy importante, afortunadamente son muchas (perdonen si algún nombre se me escapa): Miriam, Vilma, Luly, Lulú, Carmen, Lourdes, Magui, Godi, Lupita, Aurora, Vero, Betty, Lili, Silvia, Mercedes…

A Maica, Inma, Alicia, Rosa, Patricia, Mónica, Mary, Ali, Mamen, Susana, Juani, Laura, Sonia, Mari, que me han acogido con tanto cariño desde el primer momento.

Sobre todo está una mujer que desde hace muchos años, 27 para ser exactos, ha sido mi maestra, mentora, amiga y consejera, en pocas palabras, una segunda madre: a María Eugenia, con todo el cariño que sabe siento por ella.

Gracias a todas por esas grandes lecciones de vida, intento seguir su ejemplo de esfuerzo, trabajo, alegría de vivir y amor por lo que hacen,de su positivismo y entrega, por ser siempre ustedes mismas sin cambiar su esencia.

En el Día de la Mujer, mi pequeño y cariñoso homenaje a las mujeres de mi vida.

 

diamujer

Anuncios