Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Los buenos momentos con amigos, casi siempre son alrededor de una mesa, donde la conversación, las risas y un buen vino acompañan ultimamente al sushi, esa comida que a casi todos gusta y que pensamos es tan difícil de confeccionar.

Sindy nos enseña que no es así, que todos aunque tengamos pocas o nulas habilidades en la cocina, somos capaces de elaborar un Maki, un Nigiri o un California Roll.

¿Cómo fue que empezó a impartir estos cursos sobre comida japonesa y no sobre comida mexicana?  lo “normal” sería esta última, pero para saberlo, nos tenemos que remontar a febrero de 2012,  fecha en que llega a Barcelona.

El motivo de mi visita a Barcelona fueron vacaciones y ayudarle a una amiga con sus gemelos recién nacidos, también quería desconectar un poco del ritmo de vida que llevaba en México; estudié Diseño Textil y estuve trabajaando en una fábrica de textiles por año y medio, luego a causa de una racha dificil en el tema económico tuve que hacer una readaptación en mi vida y empecé a vender seguros de vida… no me iba muy bien y era muy estresante que cada mes tenían que salir los números; era algo muy cansado, así que aprovechando que mi amiga me propone venir para echarle una mano, me vine a Barcelona y desconecté completamente de todo aquel estrés”. 

Vino por tres meses, luego cambió el billete de avión para 3 meses mas tarde, al finalizar esos 6 meses se sentía tan tranquila, el cambio que necesitaba se lo proporcionaba esta ciudad, así que supo que no había vuelta atrás y se quedó.

Tuve que empezar de cero, y aunque ya estaba trabajando de canguro creo que fue una decisión hecha con un alto grado de inconsciencia, aún así, decidí que quería un cambio y me quedé”. 

Todo este cambio han sido coincidencias afortunadas

Esas coincidencias le han llevado a mejor cada vez aunque en momentos haya sido difícil porque ha trabajado en cosas que no esperaba, sin embargo, considera que todo ha sido un aprendizaje invaluable.

Hace año y medio me despiden de mi primer trabajo porque el papá de los niños se quedó en paro, así que como no puedo estar mucho tiempo sin hacer nada, llamé a una amiga que es Chef y ella me pidió que le hiciera un delantal”.

Con la tela que tenía le hizo uno que le encantó, su amiga empezó a usarlo en los talleres de cocina que daba y habló de Sindy a su jefa.

Luego le pidió que fuera a echarle una mano en un taller de sushi que estaba dando: “Mi familia había tenido barras de sushi y yo había trabajado con ellos, así que lo retomé y fui a capacitarme con mi amiga, ella me hizo retomar lo de la técnica, en México me había capacitado el Chef del restaurante de mi familia, también ayudaba a mi prima en la barra de Sushi que tenía, yo trabajaba con ella los fines de semana, así que esto fue como volver a montar en bicicleta”. 

En México también había impartido clases de Diseño en la Universidad, tiene facilidad para transmitir conocimientos, así que impartir aquí los talleres no le ha sido difícil, desde hace año y medio enseña a todo aquel interesado bien porque le gusta comerlo, porque quiere aprender a cocinar o simplemente por pasar un rato ameno y diferente con su grupo de amigos o con su pareja.

Arte Oriental Sushi, es el taller que imparte en una Escuela de Tendencias del Barrio de Sant Antoni, hace un promedio de 15 al mes, cada uno tiene una duración 2,5 hrs y les enseña desde la historia del sushi y su significado, luego les enseña las características nutricionales de los ingredientes, detalles de los cortes de cada pescado, tiempos de cocción del arroz y finalmente hacen las piezas principales: el Maki y el Nigiri.

En sus planes a corto plazo, está el Taller de Sashimi y probablemente uno de comida mexicana, por ahora seguirá con la japonesa.

Desde muy joven soñaba que podía vivir en otra parte haciendo cosas que me gustaran, siempre tuve el sueño de vivir en otro país y mucha gente me decía que nunca lo lograría… yo tenía el sueño de hacer cosas diferentes y lo he logrado”. 

Si realmente lo crees, lo puedes

Anuncios