Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Estoy sentada ante Sonia y dos de sus colaboradores: Miquel y Berta, tres jóvenes llenos de vitalidad, energía y mucha determinación en la mirada, misma que se ilumina cuando me hablan de su actividad en Habeas Legal, despacho de abogados que se encuentra en el centro de Barcelona y donde atienden sobre todo a inmigrantes: mexicanos, filipinos, chinos, rusos, que son los que mas coinciden en la ciudad.

Hablar con ellos es fácil, porque se explayan en todas y cada una de sus respuestas, siempre es un gusto ver que existen personas que han convertido lo que más les gusta hacer en su trabajo y que no lo sienten como tal, sino como una parte de sí, donde intentan ayudar y resolver los problemas de personas que como Sonia, son inmigrantes en este país.

Llegó, como muchos otros, en calidad de estudiante de Máster, estando aquí se dio cuenta que había muchos temas que en materia de leyes desconocía y mientras se encontraba en ese lapso de 3 años del traspaso de estatus de estudiante a residente, aprovechó el tiempo y estudió las peculiaridades de diferencias en las leyes: “fue como volver a hacer la carrera”  apunta Sonia.

SoniaRosales1

Bajo estas circunstancias, siguió todo el proceso: empezar como estudiante, practicante en un bufete, homologación de título, revalidar 10 asignaturas que hizo en el tiempo récord de 2 meses, colegiarse….

El mismo día que le impusieron la toga, conoció a una abogada filipina con quien fundó Habeas Corporation: “Fue una impresión ya que ella era Administradora, había trabajado como asistente de un Directivo de Coca-Cola, la abogacía la estudió por orgullo propio… pasado un tiempo decidió marcharse a Madrid y yo fundé Habeas Legal“. 

Su filosofía: trabajar en equipo, despacho y cliente, ser como un engranaje de reloj que funcione a la perfección.

Todos los dientes tienen que ir juntos, si uno va débil o se rompe en el camino, tenemos que reconstruir para continuar y conseguir el resultado

No importa cuanto te tardes, hay que comprometerse e ir a por la opción de ganar aunque ésta sea del 1%

Así es como se hace la jurisprudencia, hay que buscar esa razón, no importa si no es a la primera ni a la segunda, yo confío en el criterio de las personas y alguna vez he tenido que ir hasta la última instancia, nunca hay que desistir, si nos asiste la razón conseguimos el resultado favorable”. 

Para Sonia, lo mismo que para su equipo, se debe tener mucha perseverancia, conocer a los clientes al dedillo, se involucran a fondo con ellos y junto con la ley, es lo que les mueve a conseguir lo que se quiere.

Somos la voz / cara / ojos y materialización de nuestro cliente ante la parte contraria

Su labor basada en los valores de respeto, honestidad y responsabilidad, se transmite de los socios a los practicantes y de ambos al cliente, formando un todo sin fisuras. Gracias a su trabajo con extranjeros, han conocido a muchos emprendedores que a su vez se han conocido entre ellos gracias a las actividades de networking por valores que llevan a cabo, estableciendo sinergias entre ellos.

Cada maestrillo tiene su librillo, el cliente tiene una expectativa y de ahí viene tu estilo de como debes comportarte, de acuerdo a nuestros valores: trabajar con dinamismo, resolución y ejecución, conseguir ese objetivo que nos hemos planteado y que sea efectivo para ese cliente”. 

SoniaRosales

Sonia está muy involucrada en la comunidad mexicana en Barcelona, ha apostado por la emprendeduría y el mundo laboral mexicano que ella considera “está muy lleno de talento, así que hago un acompañamiento y seguimiento desde el principio hasta el final, aprendo de mis críticos, ellos me indican lo que me hace falta para hacer las cosas mejor”. 

Es una emprendedora mexicana quien le lleva las redes sociales y a la vez, colabora con el despacho llevando las redes sociales de sus emprendedores.

Definir a Habeas Legal lo hace en una frase de 5 palabras: “Somos Dinámicos, Resolutivos y Ejecutivos”. 

Sonia se autodefine como: “una persona creativa, con determinación y fortaleza interior para vivir la vida que quiero, tener una congruencia con mi parte personal y lo que me genera satisfacción con el ser humano, con la parte personal, social y profesional”. 

Todo ello se refleja en cada expresión, en cada palabra y acción de este joven equipo de abogados, que han apostado por quienes vienen a este país a labrarse un futuro para ellos y sus familias.

Anuncios