Etiquetas

, , , , , , , ,

Virginie es muy joven, no alcanza aún los 30, pero con ella se demuestra que no importa la edad que tengas sino las ganas de hacer cosas, y hoy en día es una mujer independiente y empresaria. Es la pionera de las terapias detox en España desde 2012, ella es la Directora de Dietox.

Su historia empezó no hace mucho tiempo, justo cuando terminó el Master que estaba estudiando en New York, ciudad que vivía el boom de las bebidas sanas, las conoció, las probó y le gustaron tanto, que pensó que esto podría funcionar en España, así que se trajo la idea.

Al regresar no encontraba el trabajo perfecto, tuvo algunas ofertas muy buenas para trabajar en París pero las propuestas no le entusiasmaban mucho, no lo suficiente como para dedicarle muchas horas de su vida y cambiar de lugar de residencia, así que como ella me comenta: …” tenía 27 años, no encontraba algo que me gustara, lo pensé y me lancé de cabeza a desarrollar mi idea, no tenía cargas de ningún tipo y prácticamente no arriesgaba nada, así que lo hice, fue la situación que vivía en ese momento lo que me obligó a decantarme por un Plan B”. 

Mientras estuvo en New York, fue haciendo los batidos en casa e invitaba a sus amigos -a manera de conejillos de indias-  para probarlos, tuvieron aceptación y generó curiosidad por saber como los elaboraba, se dió cuenta que esto funcionaba y no lo pensó mas; los dos últimos meses de su master, se los pasó haciendo pruebas y al volver a España, en Julio de 2012, buscó un productor y la primera emisión fue en Octubre de 2012.

Trabajaba desde casa, estuve así desde Octubre de 2012 a Mayo de 2013, luego al ver que necesitaba espacio para las gestiones, me mudé a un espacio de Coworking donde estuve por un par de meses, en Julio de 2013 abrí mi oficina, que es donde me encuentro actualmente”. 

He formado mi grupo de trabajo, somos 6, es un equipo joven donde cada uno desarrolla su propia labor con eficiencia y todos aprendemos de todos”

El Plan de Negocio es un poco ridículo hacerlo, sobre todo porque no sabes que  va a pasar en 3 años, eso te lo va diciendo el mercado, tampoco me veo haciendo networking durante 2000 horas, así que esto lo hice yo sola, ahora que hemos levantado el negocio después de dos años de mucho trabajo estamos viendo posibles inversores; lo que vendo es mi pasado, el éxito que he tenido, que es real.” 

Dificultades para poner en marcha el negocio, han sido pocas: “aprender a ser jefa y gestionar personas, siendo joven tengo que marcar la distancia de autoridad, me costaba decir las cosas, la ejecución y los Recursos Humanos es lo más difícil, tienes que mantener a tu equipo motivado, saber decir las cosas, transmitir las ideas, negociar un poco aunque no estés negociando”.

Estoy muy contenta al demostrar que siendo mujer y menor de 30 – no tiene nada que ver la juventud – ya me he ganado mi lugar, empecé todo este negocio con mis ahorros y en ningún momento se me ocurrió empezar con algún crédito, además no tuve empleados hasta el año siguiente de haber iniciado, trabajaba desde casa, supe como aprovechar hasta el último céntimo de mi capital inicial”. 

En sus planes a mediano plazo, se encuentra crear dos nuevos productos, diversificar como experiencia de bienestar y ser una marca de referencia, tendrán el Sello Bio  extenderse a Inglaterra este año,  Alemania en 2016.

Obviamente, tuvo quien le dijo que no se metiera en berenjenales y estos eran sus padres,  “ellos fueron los únicos que se atrevieron a decirme que no, los amigos me dijeron lo que ellos piensaron que quería oir, ahora ya me expresan sus opiniones con sinceridad, pero en aquel momento no fue así”. 

Ser empresaria siendo tan joven, le ha dejado muchos aprendizajes: “como persona me ha enseñado a priorizar, transmitir mis ideas sin ponerme nerviosa, a tener paciencia, hacer que el equipo se sienta bien y trabajen a gusto, que el ambiente de trabajo sea agradable”.

Como empresaria, lo que me ha enseñado – y recomiendo a quien se atreva a ser empresario – es:  no te centres tanto en la idea como en la ejecución, monta un equipo bueno, hazlo bien, que tu servicio sea excelente, transmite tus ideas de manera correcta, tienes que ser un buen vendedor tanto para tu equipo como tus proveedores, saber vender y seducir es básico. No te desanimes, si tienes una idea, ejecútala, aunque no funcione siempre sacarás algo positivo, de todo se aprende, incluso de los fracasos”. 

Me quedan dos preguntas en el tintero, una de ellas es que les ha transmitido ella al equipo y viceversa: …”De mis compañeros he aprendido el perfeccionismo, a fijarme en los detalles, realizar las cosas mejor aunque se haga menos pero hacerlo bien, son muy trabajadores en horas, si tienen que estar para terminar la faena, se quedan hasta que todo se acaba. De mi parte ellos han aprendido mi pasión por lo que hago, soy yo quien negocia, la que suaviza y consigue las cosas, conozco a todo el mundo y eso ayuda porque la relación es más cercana, abro puertas… puedo vender cualquier cosa; nuestras personalidades son muy distintas pero somos un complemento, un todo”. 

La última pregunta es, como se define a sí misma, y con la misma rapidez que me ha contestado desde el principio, me explica:

Vivo todo muy intensamente, no me da miedo pasarlo mal, me arriesgo un montón en todo, soy muy aventurera y mientras más complicadas sean las cosas es mejor, creo que mi personalidad es un poco caótica,  eso lo he transmitido a mi negocio, quiero que todo sea rápido y a veces no es posible, es algo con lo que tengo que luchar. He nacido en Estados Unidos, viví 8 años en Francia, luego en Andorra sin conocer el idioma y llegué a España sin hablar castellano… soy una Life Lover, en español tal vez se puede malentender pero su significado en inglés es muy positivo, y eso es lo que soy: una Life Lover.

Me despido y salgo de su pequeña oficina contagiada de su entusiasmo, de la buena vibra, la energía que despide; compruebo una vez mas que para lograr los sueños, materializar las ideas y llevarlas a cabo solo hace falta eso que a Virginie le emana a borbotones: vitalidad, energía, determinación, amor por lo que hace con una gran convicción de lograr sus metas porque no pierde de vista su objetivo, tampoco gasta el tiempo mirando a la competencia, sabe hasta donde quiere llegar y lo está logrando.

Anuncios